Archivo por meses: agosto 2013

BotaFogo

(Poema elaborado con carteles publicitarios de la estación de Botafogo, Rio de Janeiro)

BotaFOGO

(Amarildo de Souza es uno de los 37.400 desaparecidos en Rio de Janeiro desde 2007. La policia de “pacificación” de las favelas  se lo llevó de su casa el 14 de julio de 2013 para interrogarlo. Todavía no ha vuelto. Prosiguen las inverssiones de cara al Mundial de 2014.)

E ahí?
Vamos juntos colorir o Brasil.
Somos especialistas em mostrar caminhos
Financiar sua faculdade é mais fácil do que voçê imagina
Seja bem-vindo ao Mundial!

Mais
Para sua segurança e conforto, saiba o que é proibido
There will be special operations at Maracanã

And above all
Mind the Gap
E Não corra. A pressa pode se transformar em accidente

BotaFogo 3

Sangrantes

“Há sangue por todo lado”, Raquel Scarlatelli

Hay labios desvestidos
miedos sangrantes
sanguinarios volviéndonos locos

Quien no quiera ver la sangre
que acepte su muerte
que recorte sus venas

Caminos (i)rrecuperables

Borrar y Borrar
como niños cabreados o despistados sobre el trazo divergente de un dibujo que no cesa, como el sexo que vuelve a rehacer nuestro esqueleto afectivo

Rehacer y Rehacer
como sol que retoma cada sombra, como lenguetazos que me invento para tí, como     arena borrada y re-escrita otra vez,Foto0051
como cada calle pisada nuevamente para ocupar la esperanza

Todos los caminos borrados son
cada día
todo nuestro presente

Maracatú nas ruas

Chico Science cantaba que “cada uno tiene que tocar su pandero para mantenerse entero”, pandero y mistura, mestizos de piel y de necesidades vitales van hoy por muchas calles de Brasil, indignación sem preconceitos,
maracatú, maracatú
lejano colono, estatuta de crispación
¿por qué no bailas tú?

http://www.vagalume.com.br/chico-science-nacao-zumbi/samba-makossa.html

Luz y barro en Sao Paulo

Su mano extiende su sonrisa. Los dientes le balbucean a sus 60 años, quizás la lejanía médica. Camisa limpia y roja de botones muy concretos, así es su historia. Él es negro y barro. Terra preta. Apretados los rostros que le rodean, la vida era oscura en los barrancos metropolitanos de Sao Paulo, era caldo de féretro. Ahora el cotidiano es de campamento encendido, de lona negra y MST. Él es piel verde y viva sobre el Brasil de caña de azúcar con sabor a dólar mugriento: dulce que nace y muere amargo.

Nos invita a pasar por el campamento que crece, por entre la esperanza que se desborda. El sol tiembla con el espejismo comunitario que allí se cuece. Pero José no viste más luz que la de sus ojos mojados. En él no hay atisbo ilusorio, pues los golpes, los callos y la dureza del povão que se amedrenta es su cartilla freiriana,
son sus frijoles contados
son sus frijoles sin cuentasmst-campamento
son el feijão y el arroz
de una lucha alimenticia y eterna

Si el ratón se detuviese

Esta vez, como siempre, los dados juegan con su cubilete. Le hacen trampa. Le inventan un azar diseñado, normalizable. El país de las oportunidades se hace con el azul metálico de los destierros calculados, de las loterías con apellidos y clase social

Si el ratón gira es porque no se sabe cobaya. Dejar de caminar es invertir la trama, convertir al investigador en un experimento, hacer girar la noria en sentidos adversos.

Dicen libertad, y el dado es la capacidad de consumo numerada del 1 al 6. Dicen empleo, y la fortuna se llama precariedad o dardo analgésico.

Lo que quedaba del juego de la Oca se lo comió el pato Donald.

Cuando el ratón dice basta, la jaula tiembla. Si el ratón comienza a sentir por sí mismo se destruyen las fórmulas del laboratorio. Comienzan las gramáticas humanas, dan a luz los primeros partos de palabras.

La escueta rebeldía de pararse, no es sedimento pero es toda una simiente:
sed para que no te inventen tus propios cuentos.