Anuncios participativos

Será en prime-time. La invasión o el destrozo del país de turno contará con una fuerte campaña publicitaria previa. Se buzonearán las conciencias y los bolsillos en el país agresor. Además, se podrá enviar un SMS preguntando al general sobre la estrategia seguida. Se entrevistará a algún muerto a punto de morir. ExxonMobil y Halliburton pagarán los decorados. McDonald´s servirá una ronda de carne fresca a la hora del té.