Lo llaman democracias (¿emergentes?)

Algunos artículos sobre democracias emergentes en Diario Público

¿DE QUÉ DEMOCRACIA HABLAMOS?
Leer artículo completo en Diario Público, 21/07/2013
http://blogs.publico.es/dominiopublico/7210/de-que-democracia-hablamos/

[…] Hace unos días, cerca de mil personas se encontraban en Barcelona para hablar de un “proceso constituyente” en Catalunya, ampliando el eco de otras apelaciones de organizaciones sociales a la creación de asambleas constituyentes o a una reforma estructural del espíritu y la letra de los actuales referentes constitucionales. En los últimos meses, todos los partidos del arco parlamentario, incluido el partido directamente sacudido por Bárcenas, han hablado de la necesidad de una “regeneración democrática”. Finalmente, ya en el ágora de las calles, el 15 de mayo de 2011 irrumpieron con más fuerza los gritos, coreados desde tiempos de las protestas “antiglobalización”, que subrayaban: “lo llaman democracia y no lo es”.

Es obvio que estos actores no hablan, ni sienten, ni practican la democracia desde el mismo sustrato. La democracia es, ante todo, verbo: proceso que necesita ser llenado de aspiraciones, aspiraciones que obedecen a un descontento y a unas formas concretas de sentirse partícipe de una sociedad, de entender que nos estamos (auto)gobernando. Por eso, viejas y nuevas propuestas se confunden hoy en el tablero de las pugnas (o de las ofertas) políticas: ¿cuáles obedecen a un tránsito inaplazable hacia una nueva forma de hacer política? ¿cuántas no recaen e insisten en el dogma lampedusiano de “cambiar todo para que nada cambie”? […]

DEMOCRACIAS EMERGENTES

En Diario Público 23/05/2011
http://blogs.publico.es/dominiopublico/3417/democracias-emergentes/
[…]
Este espíritu de radicalización democrática ya estaba presente en proclamas que alcanzaron gran eco internacional a finales de siglo pasado, como aquellos lemas zapatistas que llamaban a trabajar desde la diversidad y desde el cuestionamiento global: “Los rebeldes se buscan” y “caminamos, preguntando”. Fueron gritos que proclamaron en 1994 la necesidad de superar una izquierda clásica, ombliguista y decadente. Y en los últimos tiempos, movilizaciones como V de Vivienda, o este mismo año Juventud Sin Futuro, constituyen antesalas organizativas de la actual protesta juvenil.

Lo que está aconteciendo es la irrupción de una nueva cultura de movilización: los Nuevos Movimientos Globales. Los sectores más jóvenes y descontentos se apuntan rápido a este vector de cambio social. Leen rápido los ciclos de protesta de otros lugares del mundo, sus discursos y sus herramientas, como muestran las banderas de países árabes que colgaban en la Puerta del Sol. Interconectan problemáticas. Se reconocen en una hipersensibilidad frente al poder. Gracias a internet, en una semana son capaces de constituir sujetos políticos de cambios poco predecibles, incluso para sus convocantes. Y no son sólo virtuales
[…]

DILEMAS DEL 15-M
En Diario Público 23/07/2011
http://blogs.publico.es/dominiopublico/3708/dilemas-alrededor-del-15-m/

[…]
el 15-M no escapa del juego de los propios dilemas que este espacio mueve. En tanto que fenómeno emergente y reticular: ¿cómo construir coordinaciones fluidas y solidarias entre los diversos espacios que lo componen? ¿Cómo conducir las presiones internas (culturas más vanguardistas) y externas (medios y partidos) para que no desgasten la horizontalidad y porosidad del proceso 15-M? ¿Cómo incorporar dinámicas y temáticas concretas que ayuden a mantener la tensión activista desde las demandas entrecruzadas de democracia participativa y democracia desde abajo? Y dado que la política es también articulación: ¿qué relaciones se deben mantener con las “viejas formas” y las organizaciones simpatizantes? ¿Cómo saltar, por ejemplo, de las plazas a los lugares de trabajo? ¿Qué decir de cuestiones de poder global como la deuda externa o el cambio climático? Dilemas, escasamente metafísicos, del nuevo ciclo político que impulsa el 15-M.[…]