Porque somos algo contradictorios

DIGNIVIRSE. Lo he transplantado del bosque a mi casa. Sigue produciendo frutos: algunos contradictorios como las manos que lo plantaron

(Porque somos algo) Contradictorios

Soy compañero anónimo de cualquier transeúnte y aliento ausente del albañil en paro. Soy también el que cruza los pasos de cebra en dirección opuesta y desconoce el sabor a cristales rotos de los hogares puestos en venta.

Aun así, mi siesta sigue siendo mi gesto animal, con el que invoco el placer adulto y la necesidad de niño frágil. Detengo coches, conversaciones, encuentros para seguir el abismo del sopor. Paréntesis inaplazable, sólo excitable.

En todos estoy como amigo, como vencido y como deseante. La jaula es la conciencia, el vuelo es mi siguiente paso. El mundo es en ocasiones frío, pero la tristeza y el desapego también son mis mantas.

No he venido a salvar al mundo, ni a salvarme de mí. Hay paradoja en cada bocado que se da con la vida.

Lo importante es no pedir prestados los dientes.Portada 2 DigniVivirse