Archivo de la categoría: democracia

26M ¿Cierre de ciclo municipalista?

¿Se ha cerrado un ciclo municipalista? No lo creo, más bien, como apunto en este artículo, nos damos cuenta que la reducción de la política al embate partidista acaba siendo un juguete en manos de las élites, o un rompecabezas que desata más personalismos que sinergias en su interior.

https://www.elsaltodiario.com/elecciones-mayo-2019/municipalismo-social-retorno-politica-?fbclid=IwAR0rfpcKwpSdfRNHobsdJ3yYbZHOTHzVIx_xKuloiEhG7o2rHgXH8oMuCrE


Explorar prácticas de cooperativismo, de cogestión de políticas públicas o de autonomía social no es, por otra parte, un asunto para reducir a la labor de instituciones públicas

La ultraderecha: el voto productivista contra el mundo

https://www.eldiario.es/ultima-llamada/ultraderecha-voto-productivista-mundo_6_843125696.htmlVOX imagen(Pincha para descargar artículo en Eldiario.es)

Llevamos décadas de revolución conservadora por parte delas élites. Hoy el neoliberalismo echa mano de la extrema derecha para envolverse y legitimarse en banderas, cruzadas racistas y autoritarismo patriarcal. Lo llaman «ultraderecha». Sus votos viene de arriba y trambién de un abajo que se siente amenazado, perdido, en precario. Omite límites ambientales, catástrofes no tan naturales y la responsabilidad de un capitalismo suicida.

En este artículo analizo las razones de ese ascenso, los perfiles de votos y, por supuesto, la naturaleza del Gran voto productivista que impulsa el neoliberalismo: aportemos más leña al fuego, echemos más exclusión y odio a las calderas, aunque el tren esté descarrilando cada vez con más fuerza.

Mi interrogante final:

¿Nos ponemos a cultivar otra sociedad y otra política que atienda a las necesidades sociales y a nuestros límites ambientales desde una radicalización de la democracia?

¿Qué hacer? Cultivos sociales – más allá de calles o instituciones

En tiempos colapso civilizatorio o de cuarta guerra mundial, no nos confundamos, no nos olvidemos. Termino de leer un libro de Alberto Garzón (coord Izquierda Unida), » Por qué soy comunista. Una reflexión sobre los nuevos retos de la izquierda (Península, 2017)», y ante la crisis que nos atraviesa la vida nos invita a analizar “el famoso debate entre calles o instituciones”

El dilema no es calles o institución. La condición necesaria para una transformación radical frente a propuestas ecofascistas vendrá de la construcción de realidades contestatarias que aúnen voluntad de protesta y capacidad para generar otros mundos. Cultivos sociales lo llamo.

Aquí va un artículo al respecto que he publicado en diario.es

 

Lo político y la política. Una difícil cuadratura para las CUP

La política de la CUP (sus referencias cotidianas como conjunto de asambleas por los derechos sociales y nacionales) cuadra mal con lo político de la CUP (su apuesta por las instituciones más allá del municipalismo).

Es cierto, son muchos municipios gobernados en clave participativa, casi 300 ateneos para facilitar una contracultura crítica, una historia de no casarse con las élites. Pero también la negociación con Junts pel Sí deja muchas incógnitas: se seguirá apostando desde un 48% de votos, no de un 60%, una mayoría cualificada para proponer un nuevo Estado como apuntaba hace unos meses David Fernández. Se da entrada a un neoliberal envuelto en corruptelas como presidente de la Generalitat. Lo que las urnas no han dado, lo «arregla» un intercambio de cromos electorales en los pasillos, como inidcaba Artur Mas.

Y, sin embargo, mi solidaridad con las compañeras de la CUP. Porque el resultado del proceso «cuadra mal», pero ha sido realmente plural, deliberativo y asambleario. «Cuadra mal» a pesar de que las personas que hoy están en el consejo político se han esforzado en integrar y acompasar el eje nacional-social con la práctica de una autonomía de sus propuestas municipalistas.

En resumen, una decisión no cambia los aportes de la CUP para hacer otra política (radicalmente democrática), a pesar de que lo político (la decisión de dar paso nuevamente a CDC al mando de la Generalitat y de un proceso ¿independentista?) puede llevarse por delante muchas ilusiones depositadas en esta iniciativa, y hacernos constatar lo difícil de «negociar» cuando no hay un empuje social que realmente presione desde abajo el enfrentamiento con las élites.

Larga vida al municipalismo!

VER:

http://www.eldiario.es/catalunya/CUP-paga-precio-cabeza-Artur_0_471753170.html

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/01/09/catalunya/1452370217_346070.html

El municipalismo político y social. Capítulo de Territorios en Democracia

El municipalismo es un camino que se ha (re)abierto y que nos acompañará un buen tiempo: mucha crisis y mucho distanciamiento político facilitará rastrear por las proximidades. En un país donde el «hacer local» es una máxima motivada por localismos, familias libertarias y nacionalismos periféricos.

Aquí dejo el capítulo inicial del libro Territorios en Democracia. El municipalismo a debate, que publicó Icaria.

Territorios en Democracia – Cap Muncipalismos Angel Calle

 

Notas para una Agroecología Política

Con estos artículos reflexiono sobre las bases para una agreocología política

(ver también link en http://www.economiacritica.net/?author=251)

Una comparativa prácticas emergentes e intentos de co-optación que se viven en América Latina y Europa. Periódico Diagonal

https://www.diagonalperiodico.net/la-plaza/28282-agroecologia-dispute-la-vida.html

https://www.diagonalperiodico.net/la-plaza/28294-la-agroecologia-como-herramienta-democratizacion-habitable.htm

Tiempos turbulentos, tambores de guerra y escasa atención al cambio climático. La alianza de agroecología y democracia desde abajo es un reto para construir propuestas realmente transformadoras hacia la soberanía alimentaria y política. ¿Mercados Rebeldes o Turbocapitalismo? En Eldiario.es

http://www.eldiario.es/ultima-llamada/MERCADOS-REBELDES-TURBOCAPITALISMO_6_453264682.html

Democratizar construyendo sostenibilidad alimentaria (Diagonal)

https://www.diagonalperiodico.net/la-plaza/28310-democratizar-construyendo-sostenibilidad-alimentaria.html

Territorios en Democracia. El municipalismo a debate

Territorios en Democracia. El Municipalismo a debate (Barcelona: Icaria, 2013; coordinado con Ricard Vilaregut)Territorios en democracia

El libro analiza las nuevas estrategias de acción municipalistas, dentro y fuera de las instituciones, y que surgen como respuesta a la crisis, la distancia de los instrumentos clásicos de la política y la búsqueda de un protagonismo social, esta vez, desde lógicas de proximidad, de territorios con afán de democracia.

Puedes bajarte aquí el capítulo: Epilogo 2 Territorios en democracia – Candidaturas 2015 y Municip Transfromador – Angel Calle 2015

 

Ni centralidades, ni centro: la capilaridad municipalista

En este país llamado Extraña, vivimos cambios profundos en nuestras
culturas y formas de hacer política. Lo local importa, y mucho!!

https://www.diagonalperiodico.net/la-plaza/26902-ni-centralidades-ni-centros-la-capilaridad-municipalista.html

El municipalismo ha venido para quedarse. Municipalismo que habla de
nuevas instituciones de protesta y de propuesta: 15Ms y PAHs, mareas y
nuevas huelgas de base, economías territorializadas…

Y desde el domingo se abren potencialidades, ventanas que gusta decir
ahora, para reforzar la mesa anterior a través de un Municipalismo en 3D:
Democratizar radicalmente, para establecer Derechos y desde una
De-Globalización de la economía.

Vientos para (dejarse) acompañar,

Se cuiden,

El cambio político se inició en el 2017 (Notas desde el 2020)

Seguimos escribiendo desde el 2020. En estos días, el revuelo de la asamblea constituyente y de noticias en torno a la quita unilateral del 45% de la deuda externa copan todas las cabeceras de los diarios digitales. Parece que el cambio “esperado” es hoy, es ahora. Que nada de lo escrito por las anteriores crisis y las nuevas formas de hacer política estas últimas tres décadas tuviera un significado más allá de ser avisos, episodios de rebeldía, atisbos del derrumbe del sistema institucional surgido en 1978 y tras la entrada en la Comunidad Económica Europea en 1986. Pero no es así. Si hoy hablamos de un 52% de la población sumida en la pobreza (con o sin empleo) es por la desaparición de los colchones familiares de apoyo (ahorros, empleos  estables, pensiones) y el recorte de derechos sociales que serían implosionados por las élites a raíz del colapso financiero e inmobiliario entre el 2008 y el 2014…

(Seguir leyendo en Diagonal…)

El cambio político se inició en 2017. Notas desde el 2020 (II)