Archivo de la categoría: Artículos

Agroecología en 3C – Afrontando pandemias Globales

Tiempos de pandemias, víricas y neoliberales. La Agroecología en 3C (cuidados, cooperación, cerrar ciclos) se impone como alternativa a profundizar en la barbarie y la insostenibilidad para la especie humana.

Aquí podéis descargar el capítulo realizado a dos manos con Isabel Álvarez

Agroecología en 3C: afrontando pandemias globales, por Isabel Álvarez y Ángel Calle, capítulo del libro Ciudad y Resiliencia, Rabasco (coord.), editorial AKAL, 2020.

Agroecología y Extrema Derecha en el mundo rural

Tiempos revueltos, de protestas y de emergencia de una extrema derecha
en diversos países.

Localizándome en el medio rural y teniendo como telón de fondo las
últimas elecciones generales en el Estado español, confronto las
dinámicas autoritarias con aquellas que beben de la agroecología: ¿cómo
se están disputando ideas y prácticas sobre «emancipación», «tradición»,
«medio rural vivo»?

Artículo aparecido en el último número de la Revista Soberanía Alimentaria

https://www.soberaniaalimentaria.info/numeros-publicados/71-numero-36/694-sobre-agroecologia-y-extrema-derecha-en-el-mundo-rural

Economías Otras

Entre muchas gentes, de este lado del charco y del otro, hemos
construido un monográfico sobre visiones y prácticas en torno a la
Economía Social-Solidaria, Nuevos Comunes y perspectivas actualizadas
desde el ecofeminismo y la agroecología.

Introducción a las Economías-Otras, por Isabel Álvarez y un servidor

http://www.uhu.es/publicaciones/ojs/index.php/RIESISE/article/view/3689/3678


Revista Iberoamericana de Economía Solidaria e Innovación Socioecológica
Vol. 2 (2019)
Tabla de contenidos
http://www.uhu.es/publicaciones/ojs/index.php/RIESISE/issue/view/276

Artículos
——–
Economías-otras: Introducción a un monográfico necesario
    Ángel Calle Collado,    Isabel Alvarez Vispo
¿De los circuitos cortos de comercialización a los nuevos comunes?
    Fabio Schwab,    Ángel Calle
El paradigma de lo común para la transición eco social: prácticas
democráticas para la recuperación ciudadana de la energía
    Ekhi Atutxa,    Imanol Zubero
Comunes y nuevas institucionalidades en el arte y la cultura: ¿hacia una
soberanía y democracia cultural?
    Rocío Nogales Muriel
Los Nuevos comunes: disputando la transición inaplazable
    Ángel Calle Collado
Feminismo para los sistemas alimentarios y la agroecología
    Mirene Begiristain,    Isabel Álvarez
El feminismo en los grupos de consumo: la oportunidad para su sostenibilidad
    Mirene Begiristain,    Isabel Álvarez
Solidaridad económica y Descolonialidad del poder. Apuntes desde México
para acercarse a las “economías otras”.
    Dania López Córdova,    Boris Marañón-Pimentel
(Emergencia), deconstrucción (y síntesis) del Buen Vivir latinoamericano
    Ana Patricia Cubillo Guevara,    Antonio Luis Hidalgo Capitán

Experiencias
——–
¿Cómo de alternativas son nuestras alternativas?
    Luis González Reyes,    Walter Actis
«Mujeres, trabajo y autogestión en el ámbito de la economía social y
solidaria en la provincia de Santa Fe, Argentina».
    Marta Sanchez Miñarro

Reseña
——–
Los objetivos del Buen Vivir a escala global. Una crítica de los objetivos
de desarrollo sostenible y una propuesta alternativa transmoderna
    Christian Rafael Orozco Suárez

26M ¿Cierre de ciclo municipalista?

¿Se ha cerrado un ciclo municipalista? No lo creo, más bien, como apunto en este artículo, nos damos cuenta que la reducción de la política al embate partidista acaba siendo un juguete en manos de las élites, o un rompecabezas que desata más personalismos que sinergias en su interior.

https://www.elsaltodiario.com/elecciones-mayo-2019/municipalismo-social-retorno-politica-?fbclid=IwAR0rfpcKwpSdfRNHobsdJ3yYbZHOTHzVIx_xKuloiEhG7o2rHgXH8oMuCrE


Explorar prácticas de cooperativismo, de cogestión de políticas públicas o de autonomía social no es, por otra parte, un asunto para reducir a la labor de instituciones públicas

La ultraderecha: el voto productivista contra el mundo

https://www.eldiario.es/ultima-llamada/ultraderecha-voto-productivista-mundo_6_843125696.htmlVOX imagen(Pincha para descargar artículo en Eldiario.es)

Llevamos décadas de revolución conservadora por parte delas élites. Hoy el neoliberalismo echa mano de la extrema derecha para envolverse y legitimarse en banderas, cruzadas racistas y autoritarismo patriarcal. Lo llaman «ultraderecha». Sus votos viene de arriba y trambién de un abajo que se siente amenazado, perdido, en precario. Omite límites ambientales, catástrofes no tan naturales y la responsabilidad de un capitalismo suicida.

En este artículo analizo las razones de ese ascenso, los perfiles de votos y, por supuesto, la naturaleza del Gran voto productivista que impulsa el neoliberalismo: aportemos más leña al fuego, echemos más exclusión y odio a las calderas, aunque el tren esté descarrilando cada vez con más fuerza.

Mi interrogante final:

¿Nos ponemos a cultivar otra sociedad y otra política que atienda a las necesidades sociales y a nuestros límites ambientales desde una radicalización de la democracia?

BioSindicalismo Alimentario

Personas productoras, consumidoras, preocupadas por nuestra salud, iniciativas en defensa de territorios y la justicia ambiental, sindicalismos agrarios capaces de cuestionar cómo y para quién cultivamos, críticos y críticas con el negocio de la comida, formas de comercialización más próximas y comprometidas con el ambiente… ¿y si nos unimos en un BioSindicalismo Alimentario?

Artículo publicado en eldiario.es

 

Alimentación, poder y pseudociencias

Alimentación, poder y pseudociencias

La ciencia es poder y las pseudociencias son creencias. Cierto. Y en ocasiones intereses de las élites, publicidad engañosa y argumentos “científicos” también caminan de la mano. En los últimos años se suceden una extensa publicación de dossieres, blogs, encuentros y libros sobre algo fundamental que ya no podremos hacer de la misma manera que antes: alimentarnos con los actuales sistemas de producción y distribución. En eso coincidimos muchas personas preocupadas por esta situación. Discrepamos abiertamente en que la respuesta sea apelar, como afirmara A. Einstein, a las mismas herramientas que ocasionaron los problemas: insistir en mercados altamente globalizados, orientados por la biotecnología y poco centrados en la creación de circuitos alimentarios más localizados.

¿Qué hacer? Cultivos sociales – más allá de calles o instituciones

En tiempos colapso civilizatorio o de cuarta guerra mundial, no nos confundamos, no nos olvidemos. Termino de leer un libro de Alberto Garzón (coord Izquierda Unida), » Por qué soy comunista. Una reflexión sobre los nuevos retos de la izquierda (Península, 2017)», y ante la crisis que nos atraviesa la vida nos invita a analizar “el famoso debate entre calles o instituciones”

El dilema no es calles o institución. La condición necesaria para una transformación radical frente a propuestas ecofascistas vendrá de la construcción de realidades contestatarias que aúnen voluntad de protesta y capacidad para generar otros mundos. Cultivos sociales lo llamo.

Aquí va un artículo al respecto que he publicado en diario.es

 

Lo político y la política. Una difícil cuadratura para las CUP

La política de la CUP (sus referencias cotidianas como conjunto de asambleas por los derechos sociales y nacionales) cuadra mal con lo político de la CUP (su apuesta por las instituciones más allá del municipalismo).

Es cierto, son muchos municipios gobernados en clave participativa, casi 300 ateneos para facilitar una contracultura crítica, una historia de no casarse con las élites. Pero también la negociación con Junts pel Sí deja muchas incógnitas: se seguirá apostando desde un 48% de votos, no de un 60%, una mayoría cualificada para proponer un nuevo Estado como apuntaba hace unos meses David Fernández. Se da entrada a un neoliberal envuelto en corruptelas como presidente de la Generalitat. Lo que las urnas no han dado, lo «arregla» un intercambio de cromos electorales en los pasillos, como inidcaba Artur Mas.

Y, sin embargo, mi solidaridad con las compañeras de la CUP. Porque el resultado del proceso «cuadra mal», pero ha sido realmente plural, deliberativo y asambleario. «Cuadra mal» a pesar de que las personas que hoy están en el consejo político se han esforzado en integrar y acompasar el eje nacional-social con la práctica de una autonomía de sus propuestas municipalistas.

En resumen, una decisión no cambia los aportes de la CUP para hacer otra política (radicalmente democrática), a pesar de que lo político (la decisión de dar paso nuevamente a CDC al mando de la Generalitat y de un proceso ¿independentista?) puede llevarse por delante muchas ilusiones depositadas en esta iniciativa, y hacernos constatar lo difícil de «negociar» cuando no hay un empuje social que realmente presione desde abajo el enfrentamiento con las élites.

Larga vida al municipalismo!

VER:

http://www.eldiario.es/catalunya/CUP-paga-precio-cabeza-Artur_0_471753170.html

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/01/09/catalunya/1452370217_346070.html